+34 91 562 53 23 madrid@medinacuadros.es
El Aceite de Oliva Virgen Molino de Casilda, nuevo proyecto empresarial de Medina Cuadros, se dio a conocer ante los miembros de la prestigiosa Real Academia de Gastronomía, organismo oficial dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

El presidente de la Real Academia, Rafael Ansón, acompañado por varios miembros de la Junta Directiva, y distintos especialistas del sector gastronómico español, acudieron a un encuentro organizado por la familia Medina Cuadros donde Amelia Medina Cuadros, Directora General de Molino de Casilda, explicó las características fundamentales de este AOVE, que debe su nombre a Casilda González, la matriarca de la familia.

Los académicos, apasionados de la gastronomía, tuvieron la oportunidad de degustar de una forma amena y agradable los matices de aroma y sabor de las distintas variedades del aceite de oliva virgen extra de la denominación “Molino de Casilda”:

Reserva Familiar

Es un Aceite de Oliva Virgen Extra coupage único de producción limitada, de las variedades locales: Cerezuela de Villacarrillo, Royal y Matihuela. La marca “Molino de Casilda” presentó a registro esta última variedad y solo se puede encontrar en sus aceites.

Aceite de oliva picual de cosecha temprana

Es un Aceite de Oliva Virgen Extra procedente de aceituna picual recolectada y molturada en el mes de octubre.

Manuel Medina González, Amelia Cuadros Espinosa, Antonio Medina Cuadros y Amelia Medina Cuadros representaron a la familia Medina Cuadros en este acto, acompañados por Raúl Rodríguez, Director de Relaciones Institucionales de la Firma.

Entre los invitados se encontraban Rafael Ansón, Presidente de la Real Academia de la Gastronomía, Ymelda Moreno, Presidenta de la Cofradía de la Buena Mesa y miembro de la Junta Directiva de la RAG, Jaime Lamo de Espinosa, Académico de Número y Presidente de ANCI (Asociación Nacional de Constructores Independientes), Elena Rodríguez, Directora de la Real Academia de GastronomíaMiguel Garrido, actual Secretario General de CEIM, fue presidente de la Academia Madrileña de Gastronomía, José Mª Sanz Magallón. también ejerció como presidente de la Academia Madrileña de Gastronomía, Juan Manuel Bellver, periodista y Director de Lavinia España y Fernando Riquelme, diplomático de carrera y autor de varios libros gastronómicos, entre los que destaca “Delicatessen” publicado en 2018.

La Real Academia de Gastronomía es una Corporación de Derecho Público cuyo objetivo principal es difundir y proteger la cultura gastronómica española.

La RAG se ha adaptado a las necesidades de la gastronomía actual, encaminado sus acciones a reivindicarla como uno de los pilares de nuestra cultura e identidad. Por ello, ha conseguido que la Gastronomía sea considerada Bien Cultural Inmaterial en el Plan Nacional de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial del MECD.
La Real Academia de la Gastronomía trabaja en defender la investigación, difusión, promoción y protección de los diferentes tipos de cocina y actividades gastronómicas de España, en colaboración con su Asociación de Amigos y las Academias Autonómicas de Gastronomía y las administraciones regionales. en incorporar al sistema educativo los conocimientos de alimentación y educación del gusto, junto al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Además, apuesta por la formación específica en gastronomía y salud a través de la Cátedra Real Academia de Gastronomía en la Universidad Alfonso X el Sabio y su colaboración con la Universidad Complutense de Madrid, colabora para mejorar la alimentación de la población, la prevención de la obesidad y la adopción de una dieta sana y equilibrada, junto a la Fundación Española de la Nutrición y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, contribuye a la difusión del Turismo Gastronómico en colaboración con el Instituto de España de Turismo (Turespaña) y la Organización Mundial de Turismo, apoya la promoción de los productos agroalimentarios y pesqueros españoles con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, difunde el patrimonio gastronómico-cultural de nuestro país fuera de nuestras fronteras en colaboración con el Instituto Cervantes y coopera de manera activa en la labor solidaria del Banco de Alimentos y la Asociación Mensajeros de la Paz.

En definitiva, promueve una gastronomía saludable, solidaria, sostenible y satisfactoria.