+34 91 562 53 23 madrid@medinacuadros.es

Medina Cuadros cumple 40 años (1978-2018) al servicio de sus clientes, fecha señalada en la que ponemos en marcha una campaña de agradecimiento a todos los colectivos que nos han permitido crecer de esta manera, especialmente a nuestros clientes y equipo humano que compone el despacho.

A lo largo de todo el año celebraremos distintos actos conmemorativos, desayunos, presentaciones, conferencias, donde mostraremos el trabajo realizado en estos 40 años y trataremos asuntos jurídicos de actualidad que sean de interés general para nuestros clientes.

Durante este año aumentamos nuestra visibilidad mediante la aparición de un logotipo especial “40 años” que será mostrado en nuestra imagen corporativa: web, firma email, correspondencia postal, presentaciones…

Medina Cuadros, empresa de origen familiar, fundada en 1978 por Manuel Medina González y Amelia Cuadros Espinosa, celebra en 2018 su 40º aniversario.

El despacho comienza a funcionar en 1978 en Jaén de la mano del emprendedor Manuel Medina González. En 1986, tras la adhesión a la firma de Amelia Cuadros Espinosa, comenzó una progresiva expansión por toda la geografía nacional, estableciéndose en Madrid, desde 1994, la sede principal de la compañía.

En la actualidad, Medina Cuadros está presente en los principales centros financieros nacionales, contando con oficinas en Madrid, Valencia, Sevilla, Jaén, Granada, Santiago y Las Palmas; además de una oficina en Ciudad de México que responde a su vocación internacional, sirviendo de apoyo jurídico y técnico a todos los clientes del despacho y a todas las empresas con presencia en América Latina.

La firma cuenta con un equipo de más de cuatrocientos trabajadores altamente cualificados, especializados y con experiencia contrastada, que se encuentran repartidos por las distintas sedes y que se ocupan de las tres grandes líneas de negocio de la compañía, Área Jurídica, Procuradores y Gestión de Recobro. Desde sus oficinas se gestionan miles de expedientes tanto judiciales como extrajudiciales cada año, cumpliendo con los trabajos encomendados por una cartera de clientes formada por particulares y empresas nacionales e internacionales de todos los sectores.

A lo largo de estos años, Medina Cuadros ha demostrado gran capacidad para adaptarse a las circunstancias de cada cliente, con dinamismo y versatilidad, ofreciendo un servicio de calidad y optimizando los procesos para lograr respuestas inmediatas.